miércoles, 19 de agosto de 2015

Bon Iver - Calgary / Calgary

Ya no me acuerdo de quién me pidió esta canción concretamente, o si fue más de una persona... De cualquier forma, ya sabéis que Bon Iver es una constante de este blog, y cada letra suya un reto para mí. Este tema pertenece a su segundo álbum, llamado Bon Iver, Bon Iver (2011). Calgary, como la mayor parte de las canciones de este disco, hace referencia a una ciudad (al suroeste de Canadá), y al contrario que el grueso de la música de Bon Iver, no tiene un trasfondo triste. Según él mismo, "Calgary representa esa idea de que algún día te despertarás con la certeza de querer pasar el resto de tu vida con alguien, y te sentirás bien por cómo eres y los cambios por los que vas a pasar".


Don't you cherish me to sleep
Never keep your eyelids clipped
Hold me for the pops and clicks
I was only for the father's crib

Hair, old, long along
Your neck onto your shoulder blades
Always keep that message taped
Cross your breasts you won't erase
I was only for your very space

Hip, under nothing
Propped up by your other one,
face 'way from the sun
Just have to keep a dialogue
Teach our bodies: haunt the cause
I was only trying to spell a loss


Joy, it's all founded
Pincher with the skin inside
You pinned me
with your black sphere eyes
You know that all the rope's untied
I was only for to die beside

So it's storming on the lake
Little waves our bodies break


There's a fire going out,
But there's really nothing to the south

Swollen orange and light let through
Your one piece swimmer stuck to you

Sold, I'm Ever
Open ears and open eyes
Wake up to your starboard bride
Who goes in and then stays inside
Oh the demons come,
they can subside

No me mandes a dormir,
nunca cierres los párpados.
Sostén mis crujidos, mis quejidos
dentro de la cuna de mi padre.

Cabello anciano y largo,
sobre el cuello la cuchilla de tus hombros.
Guarda ese mensaje grabado
cruza tus pechos, no te borrarás.
Solo he existido para ocupar tu espacio.

Caderas sostenidas en la nada,
apoyadas en tu otro yo
de espaldas al sol,
solo tenemos que seguir hablando.
Enseñamos a los cuerpos a perseguir los sueños.
Yo solo trataba de deletrear la pérdida.

Sonríe, nada ha sido en vano.
Un pellizco en la piel,
me pellizcaste
con tus esféricos ojos negros.
Sabes que la cuerda está desatada,
solo quería morir junto a ella.

Y descarga la tormenta en el lago
nuestros cuerpos se rompen en pequeñas ondas.

Un fuego se está extinguiendo
y al sur ya no queda nada.

Naranjas hinchadas y luz,
un nadador enamorado de ti.

Vendido, me convierto en siempre
con los oídos y los ojos abiertos.
Me despierto junto a la novia en estribor
que entra y sale sin descanso.
Oh, llegan los demonios,
ya pueden subsistir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario