miércoles, 15 de abril de 2015

Regina Spektor - Laughing with / Reímos con

Tenía muchísimas ganas de traer esta canción al blog, porque su letra se encuentra sin duda entre mis favoritas de siempre. Nunca dejará de fascinarme la habilidad de Regina Spektor para escribir letras absolutamente originales que hablan de las cosas más grandes de la vida (en este caso, la fe y el miedo) con un poso tremendamente triste pero a la vez cargado de ironía, profundidad e inteligencia. Porque es verdad, nadie se ríe de Dios cuando tiene miedo.

Quizás te interesen otros temas como: All the rowboats, Samson, Braille.

No one laughs at God in a hospital
No one laughs at God in a war
No one’s laughing at God
When they’re starving
or freezing or so very poor

No one laughs at God
When the doctor calls after some routine tests
No one’s laughing at God
When it’s gotten real late
And their kid’s not back from the party yet

No one laughs at God
When their airplane starts to uncontrollably shake
No one’s laughing at God
When they see the one they love
hand in hand with someone else
And they hope that they’re mistaken

No one laughs at God
When the cops knock on their door
And they say we got some bad news, sir
No one’s laughing at God
When there’s a famine
or fire or flood

But God can be funny
At a cocktail party when listening
to a good God-themed joke, or
Or when the crazies say He hates us
And they get so red in the head
you think they’re ‘bout to choke

God can be funny,
When told he’ll give you money
if you just pray the right way
And when presented like a genie
who does magic like Houdini
Or grants wishes like Jiminy Cricket
and Santa Claus
God can be so hilarious
Ha ha

No one laughs at God in a hospital
No one laughs at God in a war
No one’s laughing at God
When they’ve lost all they’ve got
And they don’t know what for

No one laughs at God
on the day they realize
That the last sight they’ll ever see
is a pair of hateful eyes
No one’s laughing at God
when they’re saying their goodbyes.

But God can be funny
At a cocktail party when listening
to a good God-themed joke, or
Or when the crazies say He hates us
And they get so red in the head
you think they’re ‘bout to choke

God can be funny,
When told he’ll give you money
if you just pray the right way
And when presented like a genie
who does magic like Houdini
Or grants wishes like Jiminy Cricket
and Santa Claus
God can be so hilarious

No one laughs at God in a hospital
No one laughs at God in a war
No one laughs at God in a hospital
No one laughs at God in a war
No one laughing at God in hospital
No one’s laughing at God in a war
No one’s laughing at God
when they’re starving
or freezing or so very poor

No one’s laughing at God
No one’s laughing at God
No one’s laughing at God
We’re all laughing with God

Nadie se ríe de Dios en un hospital
nadie se ríe de Dios en la guerra
nadie se ríe de Dios
cuando se muere de hambre,
cuando se congela o cuando es pobre.

Nadie se ríe de Dios
cuando el doctor llama tras una prueba rutinaria
Nadie se ríe de Dios
cuando se hace muy tarde
y los niños aún no han vuelto de la fiesta.

Nadie se ríe de Dios
cuando su avión empieza a temblar sin control
Nadie se ríe de Dios
cuando ve que la persona a la que ama
va de la mano con otro,
solo espera estar equivocado.

Nadie se ríe de Dios
cuando la policía llama a la puerta
diciendo "señor, tenemos malas noticias".
Nadie se ríe de Dios
cuando hay hambre
o incendios o inundaciones.

Pero Dios puede ser gracioso
cuando en una fiesta
te cuentan un chiste de religión
o cuando unos locos dicen que nos odia
y se ponen tan rojos
que parece que les va a estallar la cabeza.

Dios puede ser gracioso
cuando dicen que te dará fortuna
si rezas lo suficiente
o cuando lo ponen como un genio
que hace magia de Houdini
y concede deseos como Pepito Grillo
o Papá Noel.
Dios puede ser muy gracioso,
jaja.

Nadie se ríe de Dios en un hospital
nadie se ríe de Dios en la guerra
nadie se ríe de Dios
cuando ha perdido todo lo que tiene
y no sabe para qué.

Nadie se ríe de Dios
el día que descubre
que lo último que verá en su vida
serán dos ojos llenos de odio.
Nadie se ríe de Dios
en las despedidas.

Pero Dios puede ser gracioso
cuando en una fiesta
te cuentan un chiste de religión
o cuando unos locos dicen que nos odia
y se ponen tan rojos
que parece que les va a estallar la cabeza.

Dios puede ser gracioso
cuando dicen que te dará fortuna
si rezas lo suficiente
o cuando lo ponen como un genio
que hace magia de Houdini
y concede deseos como Pepito Grillo
o Papá Noel.
Dios puede ser muy gracioso.

Nadie se ríe de Dios en un hospital
nadie se ríe de Dios en la guerra,
nadie se ríe de Dios en un hospital
nadie se ríe de Dios en la guerra,
nadie se ríe de Dios en un hospital
nadie se ríe de Dios en la guerra.
Nadie se ríe de Dios
cuando se muere de hambre,
cuando se congela o cuando es pobre.

Nadie se ríe de Dios,
nadie se ríe de Dios,
nadie se ríe de Dios...
Todos nos reímos con Dios.

2 comentarios:

  1. Muy buenas y acertadas tus traducciones.
    ¿Has escuchado algo de Haerts? En particular una canción llamada Hemiplegia, no sé, la escucho, la medio entiendo y siento que la letra significa algo más. ¿Me ayudarías traduciendola? De antemano muchas gracias. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me apunto la que dices para traducir, aunque como ves tengo esto muy parado. A ver si en junio puedo retomar las traducciones :)

      Eliminar