lunes, 30 de diciembre de 2013

Jill Andrews - Rust or gold / El óxido o el oro

(Propuesta de Stefa BedoRo)

Si hace poco hablábamos de cantautoras en auge del Reino Unido, hoy le hacemos un hueco a una bella canción de una cantautora también en auge, pero norteamericana. Jill Andrews formó parte de la banda Everybodyfields hasta el año 2009, cuando decidió que era hora de enfrentarse sola a la incierta industria de la música. De momento ha conseguido que sus canciones aparezcan en algunas series de televisión como Beauty and the Beast o Anatomía de Grey, que suponen un escaparate estupendo para dar a conocer su inconfundible voz.

The moon's lit by the sun
same as everyone
same as everyone
who shines, dear

Home inside your head
you fill it with regret
fill it with regret,
decorate with fear

Hand to heart
heart to hand
My hand to you

Rust or gold, you decide
what you see, what you hold
Let it burn there in your hand
Or watch it grow, watch it grow

Let the life come fill your lungs
and give it away 'til it's gone
or hold it in and let it die,
let it die, let it die

Turn away your eyes from the other side
From the other side of your wishing star
And roots will twist and wind,
A garden in your mind,
A garden in your mind,
stay right where you are

Hand to heart
Heart to hand
My hand to you

Rust or gold, you decide...

El sol ha iluminado la luna
igual que ilumina a todos
igual que ilumina
a todos los que brillan, mi amor.

Tu hogar está en tu mente
y lo llenas de tristeza
lo llenas de tristeza,
lo decoras con miedo.

La mano en el corazón
el corazón en la mano,
y yo te extiendo la mano.

El óxido o el oro, tú decides
lo que ves y lo que abrazas.
Deja que arda aquí en tus manos
o mira cómo crece, mira cómo crece.

Deja que la vida te llene los pulmones
y descúbrela hasta que se acabe
o enciérrate en ella y deja que muera,
deja que muera, deja que muera.

Aparta la mirada del otro lado
del otro lado de tu estrella fugaz
y las raíces se retorcerán y serpentearán
por el jardín de tu mente
por el jardín de tu mente.
Quédate donde estás.

La mano en el corazón
el corazón en la mano,
y yo te extiendo la mano.

El óxido o el oro, tú decides...

No hay comentarios:

Publicar un comentario