viernes, 22 de noviembre de 2013

The Animals - The House of the Rising Sun / La Casa del Sol Naciente

(Propuesta de @EdduViera vía Twitter)

También llamada Rising Sun Blues, esta canción es un clásico del género folk estadounidense de autor anónimo. Las primeras grabaciones se realizaron en 1934, y desde entonces innumerables artistas la han versionado, cada uno con su particular estilo. Algunas de las versiones más populares son las de The Animals (la que enlazamos abajo, de 1964), Bob Dylan, Joan Baez, The Doors, Dolly Parton, Jimi Hendrix, Nina Simone, Muse y un larguísimo etcétera. La letra habla de un lugar aparentemente ficticio de Nueva Orleans, Louisiana; aunque se han desarrollado varias teorías sobre la existencia real de ese misterioso lugar llamado "La Casa del Sol Naciente".

There is a house in New Orleans
They call the Rising Sun
And it's been the ruin of many a poor boy
And God I know I'm one

My mother was a tailor
She sewed my new bluejeans
My father was a gamblin' man
Down in New Orleans

Now the only thing a gambler needs
Is a suitcase and trunk
And the only time he's satisfied
Is when he's on a drunk

Oh mother tell your children
Not to do what I have done
Spend your lives in sin and misery
In the House of the Rising Sun

Well, I got one foot on the platform
The other foot on the train
I'm goin' back to New Orleans
To wear that ball and chain

Well, there is a house in New Orleans
They call the Rising Sun
And it's been the ruin of many a poor boy
And God I know I'm one

Existe una casa en Nueva Orleans,
la llaman La Casa del Sol Naciente.
Ha sido la ruina de muchos pobres muchachos
y Dios sabe que yo soy uno de ellos.

Mi madre era modista,
me cosió mis nuevos vaqueros.
A mi padre le gustaba el juego
allí en Nueva Orleans.

Ahora lo único que necesita un jugador
es una maleta y un baúl
y solamente es feliz
cuando está como una cuba.

Oh madre, diles a tus hijos
que no hagan lo que hice yo,
derrochar la vida entre pecado y miseria
en la Casa del Sol Naciente.

Tengo un pie puesto en el andén
y otro en el vagón.
Regreso a Nueva Orleans
para que me pongan los grilletes.

Existe una casa en Nueva Orleans,
la llaman La Casa del Sol Naciente.
Ha sido la ruina de muchos pobres muchachos
y Dios sabe que yo soy uno de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario