viernes, 18 de octubre de 2013

Lorde - Royals / Reyes

Tu opinión: 
Lorde (pronunciado "Lord") es una de estas gratas sorpresas que aparecen de vez en cuando en el sector más mainstream, una buena muestra del talento adolescente que hay suelto por el mundo. Esta vez hay que ir hasta Nueva Zelanda para descubrir el origen de esta joven de ¡16 años! (no los aparenta, desde luego), que desde hace unos meses está subiendo como la espuma por las listas de éxitos de una buena cantidad de países. Una mezcla de voz, melodía y letra llena de personalidad, compone una canción que habla del materialismo, la libertad y la imagen falsa que da la cultura popular de lo que significa ser joven.

*Notas de traducción: Grey Goose y Cristal son marcas de vodka y champán respectivamente; Cadillac y Maybach son marcas de coches. Royals lo he traducido por "reyes" para evitar la confusión de la palabra "reales".

I've never seen a diamond in the flesh
I cut my teeth on wedding rings
in the movies.
And I'm not proud of my address,
In a torn-up town, no postcode envy

But every song's like
gold teeth, grey goose,
trippin' in the bathroom
Blood stains, ball gowns,
trashin' the hotel room,
We don't care,
we're driving Cadillacs in our dreams.
But everybody's like
Cristal, Maybach,
diamonds on your timepiece.
Jet planes, islands,
tigers on a gold leash.
We don't care,
we aren't caught up in your love affair.

And we'll never be royals (royals).
It don't run in our blood,
That kind of luxe just ain't for us.
We crave a different kind of buzz.
Let me be your ruler (ruler),
You can call me queen Bee
And baby I'll rule, I'll rule, I'll rule, I'll rule.
Let me live that fantasy.

My friends and I—we've cracked the code.
We count our dollars on the train to the party.
And everyone who knows us knows
that we're fine with this,
We didn't come for money.

But every song's like gold teeth,
grey goose,
trippin' in the bathroom.
Blood stains, ball gowns,
trashin' the hotel room,
We don't care,
we're driving Cadillacs in our dreams.
But everybody's like
Cristal, Maybach,
diamonds on your timepiece.
Jet planes, islands,
tigers on a gold leash
We don't care,
we aren't caught up in your love affair

And we'll never be royals (royals).
It don't run in our blood
That kind of luxe just ain't for us.
We crave a different kind of buzz.
Let me be your ruler (ruler),
You can call me queen Bee
And baby I'll rule, I'll rule, I'll rule, I'll rule.
Let me live that fantasy.

Ooh ooh oh
We're bigger
than we ever dreamed,
And I'm in love with being queen.
Ooh ooh oh
Life is great without a care
We aren't caught up in your love affair.

And we'll never be royals (royals).
It don't run in our blood
That kind of luxe just ain't for us.
We crave a different kind of buzz
Let me be your ruler (ruler),
You can call me queen Bee
And baby I'll rule, I'll rule, I'll rule, I'll rule.
Let me live that fantasy.

Nunca he visto un solo diamante.
Solo los he visto
en los anillos de boda de las películas.
Y no estoy orgullosa de vivir
en esta ciudad destruida sin código postal.

Pero en las canciones solo hablan
de dientes de oro, botellas de Grey Goose
haciéndose añicos en el lavabo.
Manchas de sangre, vestidos de baile
tirados por una habitación de hotel.
Nos da igual,
en nuestros sueños conducimos Cadillacs.
Y todo el mundo habla
de Cristal, Maybachs,
relojes de diamantes,
aviones, islas,
tigres con correas.
Nos da igual,
no nos importan vuestros líos amorosos.

Y jamás seremos reyes (reyes)
por nuestras venas no corre esa sangre,
ese lujo no es para nosotros
buscamos otro tipo de diversión.
Déjame que te gobierne,
llámame abeja reina
y gobernaré, gobernaré, gobernaré...
Déjame vivir esa fantasía.

Mis amigos y yo hemos descifrado el código
contamos los billetes en el tren hacia la fiesta
y cualquiera que nos conozca sabe
que no nos importa
porque no estamos aquí por el dinero.

Pero en las canciones solo hablan
de dientes de oro, botellas de Grey Goose
haciéndose añicos en el lavabo.
Manchas de sangre, vestidos de baile
tirados por una habitación de hotel.
Nos da igual,
en nuestros sueños conducimos Cadillacs.
Y todo el mundo habla
de Cristal, Maybachs,
relojes de diamantes,
aviones, islas,
tigres con correas.
Nos da igual,
no nos importan vuestros líos amorosos.

Y jamás seremos reyes (reyes)
por nuestras venas no corre esa sangre,
ese lujo no es para nosotros
buscamos otro tipo de diversión.
Déjame que te gobierne,
llámame abeja reina
y gobernaré, gobernaré, gobernaré...
Déjame vivir esa fantasía.

Ohh, ohh, ohh,
somos más grandes
de lo que jamás imaginamos
Me encanta ser una reina.
Ohh, ohh, ohh,
la vida es maravillosa sin preocupaciones,
no nos importan vuestros líos amorosos.

Y jamás seremos reyes (reyes)
por nuestras venas no corre esa sangre,
ese lujo no es para nosotros
buscamos otro tipo de diversión.
Déjame que te gobierne,
llámame abeja reina
y gobernaré, gobernaré, gobernaré...
Déjame vivir esa fantasía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada