jueves, 31 de octubre de 2013

Josh Rouse - Quiet town / Ciudad tranquila

(Propuesta de @AlbertoPinxote vía Twitter)

Josh Rouse es un cantautor de folk estadounidense que comenzó su carrera musical en 1998 con el álbum Dressed up like Nebraska ("Disfrazado de Nebraska"), y pronto muchas de sus canciones se popularizaron gracias a las bandas sonoras de series como Anatomía de Grey (sí, una vez más) y películas como Vanilla Sky, La vecina de al lado, La intérprete, o la española Primos, donde aparece la canción que hoy nos ocupa. La calmada melodía acompaña a una letra que nos habla del encanto de las ciudades pequeñas.

I know somewhere
There is a party going down
Interesting people
Conversation to be found
I've lived in cities
Where there is no solitude
I've made some friends here
That I hope I never lose
But, for now
I want to stay in this quiet town

The neighbors on my block
They've got stories to tell
This is the grocery
But, once was a hotel
And Mr. Driskle he just stands there
With his smile
Inviting everyone he sees
To come inside
This is the life
I want to live in a quiet town

Ohhhh
Sometimes I miss the show
I learned a long time ago

Ohhhh
Sometimes I miss the show
I learned a long time ago

Come Sunday morning
There's a market on the square
Children are playing
Bells are ringing in the air
Old men are drinking
It's a lazy afternoon
Content with thinking
That there is nothing to do
But, for now
I'm going to stay in this quiet town
In this quiet town
In this quiet town

Sé que en alguna parte
debe estar celebrándose una fiesta
con gente interesante
con la que entablar conversación.
He vivido en ciudades
donde no existe la soledad.
He hecho algunos amigos
que espero no perder nunca,
pero, por ahora,
quiero quedarme en esta ciudad tranquila.

Los vecinos de mi edificio
tienen muchas historias que contar.
Esto es un ultramarinos
pero antes era un hotel.
Y el Sr. Driskle se detiene delante
con una sonrisa
e invita a entrar
a cualquiera que pasa.
Así es la vida.
Quiero vivir en una ciudad tranquila.

Ohhhh
A veces echo de menos todo
lo que aprendí hace tantos años.

Ohhhh
A veces echo de menos todo
lo que aprendí hace tantos años.

Y al llegar la mañana del domingo
hay un mercado en la plaza
donde juegan los niños,
suenan las campanas en el aire,
beben los más viejos.
Y en la tarde perezosa
nos alegramos al pensar
que no tenemos nada que hacer.
Pero, por ahora,
me quedaré en esta ciudad tranquila,
en esta ciudad tranquila,
en esta ciudad tranquila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario